BIOGRAFIA CORTA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Biografía corta del Señor de los Milagros

En el siglo XVII, en el barrio de Pachacamilla (Lima), un negro angola pintó la imagen de Jesús crucificado. Desde 1650 los negros se reunían para rendir culto a la imagen y le construyeron una ermita.

En 1655, ocurrió un terremoto en Lima. Se destruyó buen número de casas e iglesias, pero la pared donde estaba la imagen de Cristo no fue afectada. Esto fue considerado como un milagro.

Por esos años, el negro Antonio León sufría de un tumor. Sus oraciones  al “Señor de los Milagros” coincidieron con la desaparición del mismo. La noticia se propagó e hizo aumentar el número de devotos.

En 1671, las autoridades ordenaron borrar el dibujo del Señor de los Milagros por el bullicio que hacían sus devotos, pero los dos hombres que intentaron hacerlo quedaron paralizados. Se creyó que era una señal de Dios para mantener la imagen.

Pasaron los años y el culto al Señor de Milagros se propagó a todas las razas y clases sociales del Virreinato del Perú. En 1771, el virrey Manuel Amat inauguró la Iglesia de las Nazarenas, adonde hasta hoy acuden miles de devotos formando gigantescas procesiones por las calles de Lima.